El viaje de la transformación digital: Primera parte – Primeros pasos

 

La tecnología inteligente está en todas partes estos días. Probablemente esté rodeado de tecnología de consumo avanzada en este momento. Por ejemplo, es posible que esté leyendo este artículo en su teléfono inteligente, o quizás esté usando un reloj inteligente que monitorea su frecuencia cardíaca y otros signos vitales. Puede subir a su automóvil y pedirle a su asistente de voz que le indique cómo llegar a la estación de servicio más cercana. El monitoreo y control remoto de su hogar es posible a través de redes inalámbricas y dispositivos Bluetooth. Los ejemplos son casi infinitos.

Entonces, cuando los consumidores han adoptado tanta tecnología digital, ¿por qué los fabricantes se están quedando atrás? Nos sumergiremos en el tema en este primer artículo de nuestra serie de tres partes sobre el viaje de transformación digital.

¿Qué es la transformación digital (DX) y por qué deberían preocuparse los fabricantes?

En esencia, la Industria 4.0 es una revolución que nació de una combinación de oportunidad, tecnología y la necesidad de hacer que la fabricación sea más inteligente, mejor y capaz de satisfacer las crecientes demandas de los consumidores en un entorno cada vez más global. “Industria 4.0” se refiere a la última revolución industrial que se centra en la interconectividad de máquinas y computadoras, automatización, aprendizaje automático y datos en tiempo real. Esto crea la “fábrica inteligente” donde las máquinas se vuelven más inteligentes a medida que obtienen acceso a más datos, lo que resulta en fábricas más eficientes y productivas.

A medida que los principios de Kaizen y la mejora continua se han generalizado en la fabricación, las organizaciones siempre buscan nuevas formas de superarse. Con la tecnología inteligente cada vez más barata y prevalente, es inevitable que comience a infiltrarse en la fabricación.

DX, la adopción e integración de tecnologías nuevas y avanzadas en su negocio, permite que una operación sea más rápida, más eficiente, flexible y, en última instancia, más rentable. Para ello, proporciona la información adecuada a los responsables de la toma de decisiones adecuados, en el momento adecuado. Con la información adecuada, se toman decisiones inteligentes y se obtienen beneficios comerciales.

La mayoría de las empresas que han implementado al menos parcialmente los conceptos de la industria 4.0 han visto los beneficios. Una encuesta encontró que entre aquellos que habían comenzado su viaje de DX , el 82% informó una mayor eficiencia, el 49% informó menos defectos del producto y el 45% informó ganancias en la satisfacción del cliente. Nada mal para una aplicación limitada de fabricación inteligente.

Al entrar en la cuarta revolución industrial, el ritmo del cambio es más rápido que nunca. Los fabricantes que no pueden adaptarse a menudo se quedan en el polvo. Las bajas son impactantes. Según Harvard Business Review , desde 2000, el 52% de las empresas de Fortune 500 han quebrado, han sido adquiridas o han dejado de existir como resultado de la disrupción digital. Cuanto más espere para comenzar su viaje digital, más atrás se quedará.

Cómo empezar sin abrumarte

A pesar de la evidencia de mejora con la tecnología inteligente, la fabricación se ha retrasado en la implementación. A menudo, la tarea parece abrumadora y los costos parecen abrumadores. Superadas por el cambio aparentemente monumental, las empresas se sienten perdidas sobre cómo empezar.

Quizás la mejor manera de comenzar su viaje de transformación digital es comenzar con algo pequeño . Comience con un problema conocido que podría brindarle una “victoria” de inmediato con sensores o automatización. Mantenga el alcance del proyecto pequeño y bien definido. De esta forma el riesgo es menor y la curva de aprendizaje es gradual. Puede obtener una comprensión de este piloto y generar confianza en la tecnología y con sus empleados.

Después de realizar una implementación inicial, tendrá una idea mucho mejor de lo que se necesita para una estrategia de DX exitosa. Puede utilizar los aprendizajes de su piloto para ayudar a construir una hoja de ruta para la adopción de tecnología a gran escala en su operación. Este plan debe ser un documento “vivo” y permitir flexibilidad. Las necesidades de fabricación pueden cambiar con el tiempo y es posible que desee adaptarse para ser más receptivo.

Empiece y coseche las recompensas

Hay varios caminos que puede seguir en su viaje DX. Estas son solo algunas de las tecnologías potenciales que pueden ayudar a que su empresa sea más eficiente y rentable.

Automatización

Este es un tema enorme, y a veces definido de manera vaga, pero piense en las oportunidades para automatizar tareas repetitivas. Mire dónde hay riesgos de seguridad, dónde un error puede ser costoso o dónde la automatización simplemente aumenta la eficiencia en la operación. Automatice las tareas en las que los humanos no agregan mucho valor para que sus talentos se puedan aprovechar para crear nuevas oportunidades para la organización.

Inteligencia de negocios

Con BI, puede aprovechar todos los datos de su organización, desde el piso de producción hasta el piso superior, para tomar decisiones más estratégicas e informadas. BI puede ayudarlo a dar sentido a los datos que generan varios sistemas dentro de su organización. Puede optimizar su eficiencia operativa mediante el análisis de información para planificar mejor su inventario y administrar fácilmente su cadena de suministro y logística.

Mantenimiento predictivo

Las averías no planificadas de los equipos provocan caos y generan enormes costes para las empresas. Al instalar sensores para medir el rendimiento de la máquina, puede comenzar a predecir cuándo el equipo se averiará o requerirá mantenimiento. Con una comprensión precisa del estado de su máquina, puede tomarse el tiempo para planificar una interrupción y no tener que esforzarse para adaptarse en una crisis.

Inteligencia artificial

Un viaje de DX que implica la integración de software habilitado para IA significa acceso a análisis avanzados, que son posibles gracias a los algoritmos de aprendizaje automático que recolectan, organizan y entregan puntos de datos clave que de otra manera podrían pasar desapercibidos. Los conocimientos de datos altamente precisos y en tiempo real como estos pueden ayudarlo a adaptar los productos y la gestión de la cadena de suministro de manera más eficiente. La IA también ayuda a reducir los costos de inventario y pronósticos al identificar patrones estacionales y tendencias anuales. Además, el aprendizaje automático combinado con la inteligencia artificial puede ayudarlo a automatizar las ventas, con bots capaces de ayudar con la segmentación e incluso proporcionar a los clientes recursos en tiempo real.

Aprendizaje automático

Una vez que empiece a crear conjuntos de datos, se pueden crear algoritmos de aprendizaje automático (ML) para satisfacer sus necesidades de producción. Se pueden construir modelos de AA que incorporen una gran cantidad de variables y situaciones. Una vez construidas, la máquina puede tomar decisiones inteligentes para mantener los procesos más eficientes y rentables. La era del ML apenas está comenzando y acabamos de empezar a arañar la superficie de esta tecnología.

La tecnología inteligente se ha convertido en un lugar común en nuestras vidas y su impacto se siente en todas partes. Los fabricantes canadienses han tardado en adoptar este tipo de tecnología, pero el potencial es enorme. Hay todo tipo de oportunidades para mejorar su operación con métodos de Industria 4.0. Seleccione un pequeño piloto que pueda mejorar su proceso y aprender de la experiencia. A medida que se familiarice con los conceptos y procesos de su nueva tecnología, la imagen se volverá más clara y los beneficios comenzarán a aparecer. A medida que más operaciones se vuelvan más inteligentes, los usuarios lentos pueden quedarse atrás; evite esto formulando un DX plan. Para adelantarse a la curva y aprender cómo hacer un plan de transformación digital, busque la siguiente parte de esta serie, The Digital Transformation Journey: Part Two.

Leave a Reply